Con la tecnología de Google Traductor

16, octubre 2018 - 22:25

┃ ESTO

celtics

Foto: AFP

Boston, Massachusetts.- Al Horford y Joel Embiid protagonizaron el salto inicial de la temporada 2018-19 de la NBA en el TD Garden, donde los Celtics lucieron poderosos y arrancaron con una contundente victoria (105-87) sobre los 76ers de Filadelfia.

A priori, era un duelo entre los dos máximos favoritos de la Conferencia Este, pero lejos de cumplir con las expectativas, el partido fue de total dominio para Boston. La escuadra local tuvo a cinco jugadores por encima del doble dígito en puntos, y eso que Kyrie Irving, su principal arma ofensiva, apenas aportó siete unidades. Igual fue su primer partido en más de diez meses.

Entérate: Saúl Álvarez y Rocky Fielding tienen primer “face to face”

Jayson Tatum, jugador de segundo año, fue el más destacado al terminar con 23 tantos para liderar el primer triunfo de la campaña de los subcampeones del sector. Desde la banca, el gran aporte lo dio Marcus Morris con un ‘doble-doble’ de 16 puntos y diez rebotes.

Tras un primer cuarto igualado (21-21), el segundo parcial empezó a marcar las diferencias. Los Celtics se fueron al descanso con cinco de ventaja y regresaron con más intensidad para culminar su obra con 18 puntos sobre los 76ers.

Leer más: Yo le dije a Ochoa que se fuera de México: Adolfo Ríos

Por más que Filadelfia se basó en el desempeño de sus dos figuras, les fue imposible aguantarle el ritmo a los locales. Tanto Ben Simmons como Embiid aportaron un ‘doble-doble’, el primero con 19 unidades y 15 tableros, mientras que el segundo tuvo 23 tantos y diez rebotes.

Con este partido arrancó una nueva campaña del mejor baloncesto del mundo, con los Celtics mostrando sus armas como parte de los principales candidatos a pelear por el título.