Con la tecnología de Google Traductor

16, junio 2018 - 11:15

┃ Salvador Aguilera

000_16238N

Tranquilo mi Diego, esto es futbol. Maradona estuvo al borde del infarto en el empate de Argentina con Islandia, que puso a los argentinos con los pelos de punta. Islandia se la rifó en el campo y aunque la hinchada sudamericana superó ampliamente a los seguidores vikingos, esta batalla terminó empatada.

Maradono fue recibido como héroe por los aficionados y el Diego se asomó conmovido en su palco para agradecer el detalle, aunque al final lamentó una y otra vez lo que sucedía en el campo de juego.

Tocándose varias veces el corazón, en señal de agradecimiento, se fue del estadio Spartak al igual que todos los argentinos que llegaron hasta aquí, con una profunda decepción porque la albiceleste no ganó.

 

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí