Con la tecnología de Google Traductor

10, junio 2018 - 14:26

┃ Notimex

DfUIVvFXkAATUhN

La selección de futbol de Egipto aterrizó este domingo a territorio mundialista con su estandarte, el atacante Mohamed Salah, todavía pendiente de su recuperación para jugar el viernes contra Uruguay.

La representación africana, que dirige el argentino Héctor Cúper, llegó este domingo al aeropuerto de Grozny, en Chechenia, localidad federal de Rusia.

En la víspera, el presidente de Egipto, Abdel Fattah Al-Sisi, despidió al combinado nacional previo a partir a suelo mundialista y ahí se dio a conocer que Salah evoluciona favorablemente de su lesión en el hombro sufrida en la pasada final de Champions League entre Liverpool y Real Madrid.

El delantero de los “reds” será evaluado en los próximos días para conocer si estará apto para jugar contra los charrúas, en su primer partido de la Copa del Mundo 2018, perteneciente al Grupo A.

Lo que es un hecho es que Cúper no arriesgará a su estrella en dado caso que no se encuentre al cien por ciento pensando en los posteriores partidos frente al anfitrión Rusia y Arabia Saudita.

Egipto vuelve a un Mundial después de 28 años, cuando en Italia 90 cumplió su última participación, la tarea principal será superar por vez primera la ronda de grupos.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí