Con la tecnología de Google Traductor

10, noviembre 2014 - 18:37

┃ ESTO

nota-futame-palmer

Glendale, Az., 10 Nov (Notimex).- Carson Palmer, mariscal de campo de Cardenales de Arizona, se perderá el resto de la temporada debido a una lesión en la rodilla izquierda, confirmó la directiva del equipo mediante un comunicado.
El quarterback dejó el emparrillado luego de dirigir la primera serie ofensiva del último cuarto del juego contra Carneros de San Luis, por la semana 10 de acción en la NFL, y este lunes la franquicia confirmó que fue debido a un desgarro en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Aunque el egresado de la Universidad del Sur de California fue colocado en la reserva de lesionados, el pronóstico es optimista debido a que el ligamento sólo se encuentra dañado y el resto de la articulación se encuentra intacto, por lo que podría regresar para los primeros campos de entrenamiento, en junio próximo.

Pese a ello, Palmer admitió sentirse muy afectado, al grado que el domingo por la noche “lloré como un bebé”, a pesar de que aún no sabía a ciencia cierta la extensión del daño.

Explicó que la herida no fue a causa de un golpe, más bien, simplemente sintió que algo que tronó dentro de la rodilla y luego tuvo que abandonar el emparrillado, dejando su lugar al veterano Drew Stanton.

Ahora, el pasador se siente más optimista y aseguró que pondrá todo su empeño en la rehabilitación, “voy a volver a jugar futbol americano y espero que sea aquí”, en alusión a la posibilidad de perder su puesto antes de poder regresar.

“Hay muchas cosas desconocidas en el futuro y esta organización (Cardenales) hará lo que sea mejor para ella. Lo entiendo y estoy de acuerdo, pero espero ser parte de esa ecuación”, declaró Palmer, quien el viernes firmó una extensión de contrato que le garantiza 20.5 millones de dólares por la temporada 2015.

En cuanto al equipo, afirmó que ayudará en lo que le sea posible, especialmente como consejero de Drew Stanton, su más probable reemplazo, por delante del novato Logan Thomas.

Indicó que el equipo, una de las sorpresas de la temporada al marchar con registro de ocho ganados y un perdido, aún tiene grandes posibilidades de llegar al Súper Tazón, sobre todo al ver la forma en que se repusieron del golpe que representó su lesión, para imponerse por 31-14 a Carneros.

“Es como si todo mundo hubiera tomado un gran respiro y se hubiera encendido, la defensiva, la ofensiva. Ése es un equipo de Súper Tazón. Hay algo muy especial acerca de este grupo”, apuntó.

El entrenador en jefe Bruce Arians lamentó la lesión de Palmer y manifestó que lo extrañarán dentro del campo, “pero su liderazgo aún estará aquí”.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí