17, agosto 2017 - 20:14

┃ Javier Juárez

marche

El dolor en el hombro que tuvo Agustín Marchesín nunca fue tan grave. Algunos medios alertaron a los seguidores azulcremas con una supuesta lesión que lo alejaría de las canchas una semana, sin embargo eso no pasó. El cancerbero azulcrema entrenó a la par de Óscar Jiménez y está listo para estar en el campo frente a Lobos BUAP. Agustín entrenó sin problemas, algunas veces se sentó para observar a sus compañeros, pero regresaba a la portería una y otra vez. Marchesín se notó bien. Él alzó la mano, listo para volver a ser el guardián de las Águilas. El exportero del Santos Laguna concluyó la práctica sin ningún problema. Marchesín afinará los últimos detalles y quedar apto para detener a la ofensiva del cuadro licántropo. Con Agustín las Águilas encontraron solidez defensiva Leer más: Profeco investigará venta de boletos para el Patriots vs Raiders