27, febrero 2017 - 9:35

┃ EFE

Nota-Tenis-Djokovic-

El serbio Novak Djokovic, número dos del mundo, se metió en el bolsillo a los aficionados mexicanos desde el primer entrenamiento, que cumplió este domingo por la noche en la cancha principal del Abierto Mexicano de Tenis de Acapulco que comienza este lunes. Djokovic, quien llegó esta tarde al balneario del Pacífico mexicano, se mostró sonriente, relajado, bromista y muy conectado con el público local, unos 3.000 aficionados, que se metieron a presenciar el entrenamiento. Fue un peloteo sin exigencias, más para sacar el viaje. Fue la toma de contacto del ex número uno del mundo con un público entregado, que quiere a quien se deja querer y que le aplaudió todo lo que hizo en la cancha desde su llegada hasta su salida. "Nole" también hizo de mago. Recogió una devolución veloz con la mano, metió con destreza la pelota en una bolsa de sus pantalones y luego gesticuló para preguntarle al público dónde estaba. Las risas estallaron porque él mismo levantaba las manos diciendo que no sabía donde estaba la pelota. La fiesta terminó con firma de autógrafos del serbio y todos quedaron a la espera para su primer partido en México que se dará el martes luego de que los organizadores del torneo determinaran que este lunes sea una jornada relajada para darle el paso el martes a todos los jugadores estelares de ambas ramas.