Con la tecnología de Google Traductor

8, febrero 2017 - 23:38

┃ Luis García Olivo

nota-futm-seleccion-publico

LAS VEGAS.-El morbo y la expectación reinaron previo, durante y después del juego entre México e Islandia, y no tanto por los tintes deportivos, sino más bien en el contexto comercial y social debido a los nuevos decretos del flamante Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

La curiosidad fue desmedida porque era la primera visita del Tricolor a la ciudad de Las Vegas, por lo que a la vista surgían muchas preguntas sobre cómo y cuál sería la respuesta de los paisanos que se dieron cita al Sam Boyd Stadium.

Las respuestas se asentaron una vez que se aproximaba el silbatazo inicial. Los alrededores del inmueble se empezaron a poblar de aficionados mexicanos que llegaban con asaderos, carpas, tambores y trompetas, así como también el infaltable banquete de fiesta para reinar como en otras ciudades de EU ocurre.

Policía migratoria o algo similar no había en la zona, simplemente los elementos de seguridad que habitualmente cuidan las actividades. Miedos o nervios  tampoco eran visibles en la gente, los mexicanos disfrutaban el momento con la visita del Tricolor, las porras y fiesta no tenía restricciones. Todo fue euforia.

A lo lejos, no faltaban los seguidores que le entraban al sarcasmo y hacían lo que querían a una pequeña piñata en representación a Donald Trump, a la que atendían con patadas y escupitajos bajo el fondo de música de banda.

La famosa porra Pancho Villa Army de la unión americana, le daba color a la tarde, paisanos de varios estados solamente pedían: “Cero miedos, cero muros”, pues “los mexicanos que vivimos acá trabajamos”.

“Hacemos todo. Barremos, cocinamos, podamos, construimos, hacemos lo que ellos no quieren hacer”, decía Sergio Ortiz, paisano de Tlalnepantla.

Con un poquito de felicidad al ver a la Selección y estar cerca del país de sus orígenes, los aficionados se dispusieron a disfrutar de la gran noche de Las Vegas. “México es nuestro amor, le debemos muchos a Estados Unidos que nos ha brindado la oportunidad de salir adelante, pero México es México y no hay otro igual”, agregaba su esposa Nancy Rodríguez. (Luis García Olivo/ Fotos: Érik Estrella)

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí