1, febrero 2017 - 20:46

┃ ESTO

nota-futm-pachuca-perez

PACHUCA.- De principio a fin, el “Conejo” Óscar Pérez, disfrutó su cumpleaños número 44. El ya legendario arquero del futbol mexicano fue colmado de abrazos y felicitaciones, empezando por su familia, amigos y compañeros. Al finalizar la práctica, los Tuzos improvisaron unas cortas ‘Mañanitas’ frente a los dos pasteles que llevó el técnico, Diego Alonso.

Como marca la tradición futbolera, el ‘cumpleañero’ acabó completamente embarrado de merengue. El arquero, sencillo como siempre, dijo sentirse “muy feliz” por la ocasión y el momento que atraviesa en su vida. “Realmente estoy muy contento de seguir haciendo lo que más me apasiona, que es jugar al futbol. Seguir compitiendo me llena de orgullo y me motiva para seguir buscando los primeros lugares”, comentó.

Poco afecto a las grandes celebraciones, el “Conejo” se limitó a comer en compañía de su esposa y sus hijos. También hubo pastel, algunas velitas qué apagar y, por supuesto, un deseo. “Quiero seguir por la misma línea, siendo un buen ejemplo y cosechando cosas importantes”, apuntó.

Óscar reiteró que está muy a gusto en la Bella Airosa, en lo personal y en lo deportivo. “En algún lapso de mi carrera me tocó pelear en la parte baja de la clasificación, con otro nervio, otras sensaciones. Llegar a Pachuca fue sinónimo de estar nuevamente en la Liguilla y pelear por campeonatos”.

“… Y quién lo hubiera dicho, aquí logré ser campeón de nuevo y estoy muy contento”, destacó.

 

UN GRAN DESEO

El ‘Conejo’ tiene acuerdo con el club hidalguense hasta el final del presente certamen. Sin embargo, nadie lo puede retirar antes de tiempo. La posibilidad de ganar la Concachampions con los Tuzos y tener chance de ir al Mundial de Clubes, es algo que ilusiona al futbolista más longevo en la historia del balompié mexicano.

“Estar ahí es un sueño, pero vamos paso a paso”, ha dicho Óscar Pérez. Ese bien pudo ser su deseo de cumpleaños. El número 44. (Omar Pérez Díaz / Sol de Hidalgo)