17, marzo 2016 - 19:04

┃ ESTO

nota-otros-gutierrez-saul

POR HÉCTOR REYES La primera vez que Saúl vio lo que era el taekwondo fue durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Le llamó la atención la actuación que tuvieron los hermanos Óscar e Iridia Salazar, ganadores de la medalla de plata y bronce en aquella ocasión. Los primeros hermanos que lograban tal hazaña para el deporte mexicano. “Me empezó a gustar cuando vi a los Salazar, fueron los primeros que yo vi competir, prácticamente de taekwondo no sabía mucho y ahí fue cuando me interesó un poco más”. Con el tiempo coincidió con Óscar Salazar, contratado por la Federación como entrenador nacional. Coincidieron en el trabajo diario el año pasado y parte del actual, sin embargo, de manera inesperada regresó a Estados Unidos. Han corrido 12 años después de esa primera impresión de lo que era el taekwondo, Saúl Gutiérrez se ganó el derecho de representar a México durante los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que se realizarán del cinco al 20 de agosto. Y si fueron su inspiración los hermanos Salazar, la doble medallista olímpica María Espinoza ha sido su consejera y confidente en el duro deporte de las patadas. De hecho, Saúl fue el único medallista mexicano en el Campeonato Mundial de Taekwondo celebrado en Rusia y ganador del pase olímpico en su categoría. “Bueno, me siento muy contento y representa más trabajo que nunca para legar y dar mi mejor esfuerzo. Fue un camino muy largo, pero al final se obtuvieron los resultados que esperábamos y ahora sólo queda trabajar”. A Saúl se le nota como un niño con juguete nuevo, se ve feliz en el área de entrenamiento, alto, mide 1.92 metros, desgarbado, aún muy joven, pero con un deseo de hacer historia, porque en el 2004 no se imaginaba lo que representa una medalla, pero ahora su idea ha cambiado, es “un sueño y para eso trabajo diario”. Las maletas están listas para viajar a un campamento de 15 días a Corea del Sur y luego regresan a una semana a la ciudad de México y de nuevo a mantener el fogueo en los Abiertos de España y Alemania. La revelación del taekwondo de nuestro país, el que se le califique de esa manera, representa el resultado de lo que hace en los entrenamientos.