Con la tecnología de Google Traductor

19, noviembre 2015 - 18:38

┃ ESTO

Carlos Cuadras

El invicto campeón mundial Carlos “Príncipe“ Cuadras, indicó desde su campamento en tierras californianas que viaja a Japón plenamente convencido de ganar, noquear y retener el cinto mundial supermosca del Consejo Mundial de Boxeo frente al excampeón mundial Koki Eto, en duelo donde comparte cartelera con su compatriota Pedro Guevara, quien arriesga el fajín minimosca.

El evento organizado por Teiken Promotions y Promociones del Pueblo, llegará a millones de aficionados en todo México a través de las pantallas de Televisa Deportes desde la Xebio arena de Sendai, Japón; a través de la señal de los “Sábados de Box“ que transmiten lo mejor del boxeo a nivel nacional e interncional.

El originario de Guamúchil, Sinaloa; quien se encuentra en California entrenando bajo las órdenes de Rudy Hernández en el Maywood Boxing Gym, nuevamente reiteró su deseo de hacer un gran papel en lo que será la quinta defensa del cinto de las 115 libras que obtuviera al derrotar al tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

Fiel a su estilo el alegre púgil sinaloense advirtió que nadie debe perder detalle de su actuación el próximo sábado, pues cuenta con una gran preparación y lo reflejará arriba del ring: “Será una pelea dura, pero para él… Pues voy dispuesto a darle un baile como nunca se lo han dado, su estilo se presta para que yo luzca pues es un peleador que se abre mucho cuando ataca y que es muy lento“, señaló.

“Anda muy valiente porque no he llegado, apuesto que cuando me tenga enfrente le van a comer la lengua los ratones; yo me vengo a casa con mi cinturón, le voy a dar un bailecito y lo voy a noquear, no pasa del sexto round y se los firmo donde quieran“, sentenció el medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007.

En la misma cartelera, el también sinaloense Pedro Guevara arriesga la corona de las 108 libras frente al clasificado mundial Yu Kimura en un duelo que ha levantado gran expectativa por el choque de estilos entre el ponchador mexicano y el japonés quien maneja una eficiente esgrima de combate.