Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

17, octubre 2015 - 0:46

┃ Luis García Olivo

nota-futm-xolos-romano

TIJUANA.- Al sumar la octava derrota en lo que va del torneo, Rubén Omar Romano aún conserva las esperanzas de entrar a la Liguilla, pues ve en su equipo la disposición de cambiar las cosas, pues de no ser así, sería el primero en irse de los Xolos de Tijuana.
“El equipo no se tiró atrás, intentamos de todas las formas, no terminamos la últma jugada, es un equipo que tiene un proceso. Un club no se arma en cuatro meses, estamos trabajando a full, enuentro respuestas en mis jugadores y si no sería así, el primero en irse sería yo, tengo que trabajar más y creo que el equipo evolucionará”, explicó.
Con un traspié más a cuestas, “pido disculpas por no dar resultados inmediatos, la clave de este torneo es la columna de la primera jornada, esperamos trabajar fuerte, el campeonato de Liga ya se nos está yendo, pero hay esperanzas, no vamos a bajar los brazos”, detalló.
Y es que pese a que siempre fueron en contra, observó que “la actitud fue muy buena, es lo más rescatabale, jugamos de igual a igual frente a un equipo con grandes jugadores y un buen plenteamiento”.
Al salir Benedetto, su equipo, “buscó adaptarse a las formaciones, no bajamos los brazos, nos matamos, pero todavía nos falta, no tenemos jugadores desequilibrantes, nos está faltando, el portero nos sacó pelotas impresionantes y a veces cuenta eso, no pudimos darle a la gente lo que necesita”, finalizó. (Luis García Olivo/ Foto: Jorge Barrera)